Zech Umwelt GmbH Zech Umwelt GmbH Zech Umwelt GmbH

Buscar contacto:

Instalación de neutralización

Al realizar proyectos de construcción se penetra a menudo hasta las capas acuíferas. Al tener contacto con el hormigón (p.ej. a la hora de insertar hormigón para obras hidráulicas) cambian las características químicas del agua. Hay que contar con un fuerte aumento del valor pH.

Para neutralizar las aguas alcalinas se prestan sobre todo los ácidos minerales (p. ej. ácido sulfúrico o ácido clorhídrico) o el dióxido de carbono (CO2). La neutralización con ácidos minerales aumenta la salinidad de las aguas y es, por lo tanto, nociva para el medio ambiente. Existen, además, exigencias muy estrictas para el almacenimiento y se deben observar amplias prescripciones de seguridad.

El ácido carbónico, sin embargo, es una componente natural del agua que en su formas de disociación básicamente forma el sistema amortiguador del agua. A diferencia de los ácidos minerales, el ácido carbónico no produce un aumento de la salinidad en las aguas.

Más aparte, el ácido carbónico permite un ajuste del valor pH mucho más exacto (en el margen del pH relevante entre aprox. 6,5 y 9,0) que los ácidos minerales con los cuales es fácil sobredosificar y por tanto el valor pH del agua quedaría por debajo del valor admitido.

Areas de aplicación:

  • Aguas alcalinas, p. ej. drenaje de excavaciones a la hora de insertar hormigón para obras hidráulicas
  • Regulación del valor pH del agua al efectuar medidas de descontaminación

Ejecución técnica:

  • Sistemas simples en recipientes abiertos para cortas intervenciones
  • Sistemas de neutralización preliminar para utilizar en la excavación
  • Tanque de neutralización con sistema de inyección de CO2
  • Instalación en contenedor compacta de CO2
  • Sistema de control del valor pH en la alimentación y descarga
  • Dispositivos de seguridad
  • Instalaciones y tablas de dosificación

Ventajas:

  • Ecológico, ya que evita el aumento de la salinidad
  • Disponibilidad rápida
  • Se evita prácticamente la acidificación del agua
  • No hay que manejar con ácidos peligrosos y agresivos
  • No se requieren tasas por aumento de salinidad en las aguas servidas
  • Espacio y personal requerido mínimo
  • Gastos de mantenimiento y funcionamiento mínimos
  • Rendimiento económico
  • Seguridad
  • Flexibilidad