Zech Umwelt GmbH

Buscar contacto:

Tratamiento de agua potable

El agua potable es un bien particularmente valioso y desempeña un papel muy importante en nuestro día a día. No sólo debido a su utilización como alimento sino también debido a su utilización en procesos „técnicos“ (p. ej. en una lavadora) tiene que cumplir con unos requisitos de calidad máxima. Dependiendo del tipo de agua bruta y/o de las exigencias de los consumidores, hay que aplicar distintos procesos de tratamiento o combinaciones de procesos.

Agua dulce como agua bruta (aguas subterráneas, aguas superficiales)

Si se trata de la eliminación de sustancias sólidas y en suspensión y además de la retención segura de gérmenes potencialmente patógenos, la ultrafiltración ha comprobado ser el proceso más apropiado – según el tipo y la composición de las aguas brutas puede que tenga que ser combinado con otros métodos de tratamiento preliminar. Si, además, se requiere la eliminación y/o reducción de sustancias diluidas, como p. ej. oligoelementos orgánicos o elementos que aumentan la dureza del agua (Ca2+/Mg2+), la nanofiltración será el proceso adicional adecuado.

Agua salada como agua bruta (agua de mar, agua salobre)

En caso de que se use agua salada como agua bruta, el proceso a aplicar será la ósmosis inversa Con ella se reduce el contenido de sal diluida al nivel requerido para que el agua pueda ser utilizada como agua potable. Dependiendo de la calidad del agua salada se requerirá un tratamiento preliminar por medio de ultrafiltración para obtener una calidad de agua bruta que se preste para la ósmosis inversa.

Según la calidad del agua bruta y las exigencias, Zech Water Technology determinará el proceso de tratamiento adecuado haciendo también uso de las técnicas convencionales para el tratamiento preliminar o posterior.